FIN?

Como estudiantes de artes siempre estamos en un ataque y alienación permanente contra ese sistema cultural que se ha impuesto con respecto pasa el tiempo, el sistema cultural que se han inyectado en las políticas del desarrollo del pensamiento; la academia, el museo y la galería funcionan para alimentar los poderes que ya controlan la naturaleza como el mismo pensamiento. Podemos abrir nuestras redes sociales, y ver la cantidad de demandas que hay en contra de industrias que no paran de explotar los yacimientos minerales, así mismo se explotan los yacimientos intelectuales, pensadores dedican una vida de investigación hacia la construcción de teorías filosóficas, sociales y económicas, que al final han sido utilizados en los círculos artísticos para excusar una serie de objetos y ejercicios que no alimentan ni afectan en nada el desarrollo cultural de una comunidad, o al menos de una población ajena al arte con “A “mayuscula, es cierto que estas teorías se prueban con una serie de fenómenos que giran entorno al humano pero no mejoran su statu quo, solo lo explican.

La visita de Avelina Lesper a la FILBO da pie para pensar en estos aspectos que ahogan la posibilidad de desarrollar proyectos artísticos salidos de los entes de control culturales, estoy de acuerdo con algunos conceptos que Avelina critica, pero hay otros que me dejan pensando en la comprensión de las nuevas formas de sensibilización contemporáneas, y con contemporáneas no me refiero a un estilo, sino al momento histórico que atravesamos. Hay varios puntos que ataca Avelina, en sus entrevistas ofrecidas así como en su blog personal. Por un lado ataca la estructura económica de un mercado cultural, en el cual se desarrollan diferentes estrategias de inversión, la relación directa entre estado, academia, museo y galería; elaboran una red de intercambios estéticos que valoran el producto final del arte, y pone en el mapa diversos actores como son curadores, galeristas, y compradores, aquellos que transforman  el ejercicio plástico ya no un agente cultural, sino un producto mercantil. Esta cumbre absoluta del arte como elemento de valor es el resultado de una intensa industrialización de las diferentes formas de pensamiento, este triunfo absoluto del arte es contrapuesto con el fin de este, dada la cantidad de producción artística que se genera, hay un estancamiento debido al uso de teorías filosóficas para validar cualquier acto de expresión supuesta mente artística.

Avelina Lesper ataca los entes que se desarrollan debido a estas relaciones del arte, afirma que el arte debería ser una ciencia, la cual   debe ser cuantificada y calificada, debido a las diversas posibilidades de valoración de este, lo difícil, como ejemplo pone al cine, una expresión que se preocupa por la forma en que se construye, pasando por una preocupación de diversos elementos que hacen una buena obra cinematografica. Creo que esta propuesta es un poco desvariada pues el vídeo arte tiene un acercamiento a la cinematografía y es capaz de manejar los recursos y herramientas de composición, creo que Avelina no logra identificar los procesos de creación dentro del arte contemporáneo y los califica de facilitas, dado los procesos de transformación industrial, la importancia de las diferentes maneras de producción artística han creado una caótica pero bienaventurada exploración de las capacidades estéticas que transmutan de manera generacional, por ello el hecho de que el artista ya no sea el escultor, el pintor, y dibujante, es un síntoma de que las formas de expresión cambian, y un buen programador puede llevar los lenguajes de su oficio a una construcción cultural entendida por una población.

Este articulo trata de entender las diferentes problemáticas que han aparecido debido a este desborde de producción, comercialización, y circulación. Avelina solo es otro ente critico, que crea mas confusión que camino.

“Ustedes recuerdan cómo procede Platón con los poetas en el proyecto de su Estado. Les prohíbe permanecer en él, en interés de la comunidad. Platón tenía un concepto elevado del poder de la poesía. Pero la consideraba dañina, superflua: en una comunidad perfecta, se entiende. Desde entonces, la cuestión acerca del derecho de existencia del poeta 1 no ha sido planteada frecuentemente con igual énfasis. Ahora vuelve a plantearse, aunque sólo rara vez en esa forma. Y a todos nos es más o menos conocida como cuestión acerca de la autonomía del poeta: de su libertad para escribir lo que quiera. Ustedes no se sienten inclinados a reconocerle esta autonomía; piensan que la situación social presente le fuerza a decidir al servicio de quien quiere poner su actividad. El escritor burgués de literatura para el entretenimiento no reconoce esta alternativa. Ustedes le comprueban que, aunque no lo acepte, trabaja al servicio de determinados intereses de clase. Un tipo más avanzado de escritor reconoce esta alternativa. Al ponerse de parte de proletariado, toma su decisión con base en la lucha de clases. Y se acaba entonces su autonomía. Su actividad se orienta por aquello que es útil 1 Dichter . Significa, en general: “creador literario” al proletariado en la lucha de clases. Como suele decirse, se vuelve un escritor de tendencia. “

 WALTER BENJAMIN “EL AUTOR COMO PRODUCTOR”

Considero que la producción en un mercado de arte se mueve con las dinámicas emitidas por Walter Benjamin, la difusión de lo que se cataloga como arte esta polarizado por las diferentes clases, teniendo en cuenta el valor de venta de una obra, es necesario preguntarse por su entorno y a quien va dirigida, este movimiento demográfico y territorial marca las formas de mercadeo ademas de la idea de arte con A mayúscula, aquella idea que plasma las bases de articulación cultural, hay que entender que la industrialización y las tecnologías han logrado que las maneras tradicionales de expresión plástica se hallan expandido, buscando diferentes maneras de producir conocimiento, ademas de revelar nuevas perspectivas de estética, una practica la cual corrobora los diferentes estados mentales que hay en ciertas poblaciones en las que se ha generado un “estado de excepción”; transforman sus reglas y lenguajes culturales así como expresiones artísticas, se autorregulan y crean sus propias fronteras re diseñando diferentes formas (brindando nuevas lecturas). Estos cambios generacionales se manifiestan en los recursos utilizados y en las problemáticas que surgen desde los diferentes conflictos de clases, cada vez con mayor distancia entre la baja y la alta, casi exterminando la clase media, estos problemas se ven reflejados en la producción cultural llevando a una sobre saturación de objetos artísticos preocupados por adquirir un valor comercial mas allá del nivel intelectual.

Yo se que es pretencioso saber cuando es rico intelectualmente, o al menos adquirir un valor estético en el cual el texto curatorial, no sea la explicación de la obra, sino que esta se explique por si misma. Aquel objeto o practica artística que lleve  a una sensibilización de la realidad y que se haga a temporal; para que deje de evidencias en una futura respuesta cultural.

Avelina se equivoca en su concepción de las maneras de representación, ella es la mas consciente de las maneras en que cambia el mundo y aun se sigue dirigiendo al arte como arte moderno separando el arte contemporáneo con nuestro presente y volviéndolo solo un estilo, las diferentes formas de incluir materiales y formas de reproducción contemporáneas han llevado a esta crisis de representación, de producción en masa y de deslegimitación; las cuales adquieren un valor elevado muy encima del valor de trabajo así como de su materia prima. Pero eso no comprueba de ninguna manera que el arte puedas ser producido con maneras contemporáneas  industriales, donde le humano plante la idea para ser construida por maquinas que en realidad facilitan un tiempo enorme en al capacidad de producción en la pieza o ejercicio artístico.

Estoy de acuerdo con la trascendencia de la practica artística, aquella que es capaz de reflejar con su maestría  (capacidad de elaboración, o trabajo invertido), una capacidad para reflejar las problemáticas sociales de su tiempo, pero hay un problema entre el discurso en el sistema, por un lado hay intereses dentro de las expectativas del mercado, y el entendimiento estético contemporáneo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s